Twilight Breaking Dawn
Tienes dudas, Comentarios o Quieres ser parte del Club!! Escribenos a twilightcostarica@hotmail.com.

mayo 07, 2012

Entrevista De Kristen Stewart En El Especial "On The Road" De La Revista Trois Coleurs


¿Recuerdas que fue lo que sentiste cuando leíste por primera vez On the Road?

Este libro encendió algo dentro de mi cuando lo leí por primera vez. Tenía 15 años. Me encantaba la trama, la historia... ¡Estaba tan enganchada con los chicos! Fue realmente diferente que cualquier otro libro que hubiese leído. Fue mi primer libro favorito. La primera cosa que me llamó la atención fue una descripcion de la forma en la que Marylou se sentaba en una habitación, como una visión surrealista, desconectada de los chicos. Gracias a Walter, aprendimos muchísimo sobre esa  — mucho más que lo que estaba escrito en el libro: sabíamos la historia real, leímos la versión completa...


¿Cómo reaccionaste cuando Walter te propuso hacer el papel?

Solo tenía 17 años. Estaba en mi , tan emocionada que seguía cambiando de marcha. Simplemente no podía creerlo, hasta el día que estuve en el set.


LuAnne/Marylou es descrita por Keroauc como una “ninfa con un pelo rubio largo y sucio.” ¿Cómo de cerca te sentiste con tu personaje?

Hay muy poca información sobre LuAnne en comparación con los otros miembros de la Generación Beat. A pesar de parecer socialmente amigable, ella estaba muy desconectada del . Su vida era muy privada. Así que fue difícil para mí descubrirla. Por suerte, tuve la oportunidad de hablar con su hija.


¿Qué es lo que más te ha enganchado sobre ella?

Su increíble habilidad para amar, su pura humanidad. Tenía una excepcional calidad como ser humano. No me lo esperaba para nada. Es honesta, abierta y comprensible. Es observadora, pero no juzga a nadie, y se mantiene completamente inconsciente de los juicios de los demás. En una época como esa — ¡e incluso ahora! —, ser capaz de acostarse sin problemas con un hombre que se acuesta con otros hombres y mujeres al mismo tiempo... Y aún así se mantiene fiel a los ideales americanos de los años 50. ¡Ella maneja ambos mundos muy bien! Al principio, no lo entendía. LuAnne no estaba siendo rebelde, simplemente estaba siendo ella misma. No era en plan “esta época me está matando,” simplemente encajó en ella. Sorprendentemente, ella tenía unos serios problemas de estómago cuando era joven, pero los ignoró. Estaba bien con sus propias inseguridades; eso es lo que le hizo capaz de hacer el viaje.


Durante la preparación, tuviste la oportunidad de escuchar la verdadera voz de LuAnne. ¿Qué aprendiste de esas grabaciones?

Su voz era preciosa y nos contó dijo cosas e historias que no sabíamos. Me enamoré de ello. Hablaba como lo hacía la gente en los años 40, con palabras que ya no usamos. Tenía una voz más elevada que la mía. Yo soy más cortada, me callo muchas cosas... Ella es mucho más elocuente.


¿Walter te pidió ver muchas películas antes del rodaje?

Shadows principalmente, especialmente por la escena de la fiesta de fin de año. Walter quería que sintiésemos realmente algo de ese espíritu. Es un director muy generoso. Como hacen todos los artistas, puede convertirse en alguien obsesionado de forma maniática, pero en el buen sentido.


En una entrevista, dijiste que Marylou era el “estrógeno necesario” entre Sal y Dean. ¿Qué quisiste decir con eso?

Ella fue un puente entre esos dos hombres tan diferentes. Si ella no hubiese estado por ahí cerca, probablemente no habrían estado tan unidos. Ella aportó armonía. Los tenía a los dos dentro de ella, y ellos la necesitaban. Tuvieron un lazo único que no encaja con lo que estamos acostumbrados a ver. Todo el mundo dice que las mujeres en On The Road eran simplemente juguetes usados por los chicos. Pero ella era una parte fundamental, no era una víctima. Cuando Neal la conoció por primera vez, él dijo: “¡He conocido a mi media naranja!” Estaba verdaderamente enamorado de ella — quizá demasiado. Ella era fuerte y salvaje, era divertida, loca y sexy. Eso es lo que a él le gustaba de ella.


¿Cómo de intenso fue el rodaje?

Verdaderamente fue la época más completa, rica, loca y salvaje que he pasado en un set de rodaje. Ni siquiera sentía que estábamos haciendo una película. tuvimosoportunidad de pasar cuatro semanas en un campamento de preparación antes del rodaje. Eso nos ayudó a conocernos todos, a sentirnos cómodos. A pesar de que no estuve tanto tiempo como me hubiese gustado, estábamos cansados. No dormimos — nunca. No sé como hicimos algunas de esas escenas... A veces, cuando quieres hacer algo realmente, no puedes dormir y te sientes muy feliz con ello- Walter quería que parásemos de pensar en nuestra actuación. Realmente me sentí espontánea, como siempre debería sentirse On The Road. Nuestro viaje hubiese valido la pena incluso si no hubiésemos rodado la película. Las conversaciones que compartimos, los poemas que escribió Garrett...


Háblanos sobre la escena de la fiesta de fin de año y sus impresionantes escenas de baile...

Realmente la escena salió con los ojos vendados. Estaba muerta. Hacía mucho calor en Montreal por aquella época, y teníamos a 60 extras en esa pequeña habitación donde estábamos rodando... Fui capaz de quitarme los nervios en todas las otras escenas, pero para esta, estaba muy nerviosa porque no soy una bailarina. Pero era mi trabajo perder la mente. Quería desesperadamente llegar al punto en el que no pudiese ver. Cada momento en el que pensé me iba a caer, que alguien me iba a coger. Eso me asustó muchísimo, pero al mismo tiempo fue lo más divertido que hice nunca.


Kerouac escribió su novela con el jazz en mente. De alguna manera, ¿te sentiste como un músico en el set?

Sí. Interpreté otro papel que estaba basado en una persona real, en The Runaways, y fue difícil para mi decir con palabras mi personaje. En On The Road, por el contrario, fuimos animados a improvisar, no habríamos hecho lo correcto a no ser nos hubiésemos chocado con las cosas y nos hubiésemos perdido. Siempre hay un pequeño porcentaje para liberarse, pero en este caso contábamos con el cien por cien. No podíamos equivocarnos. En el campamento, trabajamos juntos durante cuatro semanas, reuniendo toda la información, preparándonos todo lo posible que podíamos así podríamos olvidarlo y seguir adelante. A veces, eres más fiel al libro si no repites la frase exacta. Cada una de las tomas fueron diferentes. Grabamos muchísimo — eso es lo que le caracteriza a Walter. Siempre está en movimiento, capturando todo. La película salta y se mueve, es esporádica, como el libro. Y cuando se para de mover, es tan evidente, ¡oh Dios mío!


La novela de Kerouac es muy liberal en algunos aspectos y muy conservador en otros — ha sido criticado pro su misoginia [aversión a las mujeres]. En pantalla, tu personaje parece más fuerte que en el libro...

¡La película hubiese sido muy diferente si hubiese sido fiel a la novela! Y la gente no quedaría satisfecha.   Hubiese sido una vergüenza no contar la historia al completo... ¿cuántas veces vamos a adaptar esta novela? Tenía que ser una mezcla entre la realidad y la fantasía.


El Hudson [el coche] es casi un personaje por sí solo. ¿Cómo encajaste en él?

¡Es una compra irregular! Siempre he pensado que mi coche es una chica. ¡Pero el Hudson no es una chica! Oh Dios... en un viaje por carretera, formas un enlace muy particular con el coche en el que vas. Curiosamente, en la vida real, Neal no viajó mucho con este coche. ¡Y el Hudson es muy famoso ahora! Es curioso.
Sam Riley y Garrett Hedlund nos contaron que se les partió el corazón cuando te fuiste del set. ¿Te sentiste igual?

¡No podía creer que seguirían adelante! Ahora está todo bien y sé que no me pertenece el resto que queda por hacer, pero podría haberme quedado literalmente en los hoteles, simplemente sentada y mirando. Quería quedarme más tiempo sin duda. LuAnne tenía el mismo sentimiento: tenía que terminar todo pero no quería. Podría haberse quedado por ahí un poco más y torturarse pero decidió no hacerlo.


Actuaste en otra película sobre un viaje en la carretera, la película Into the Wild de Sean Penn. ¿Fue una experiencia similar?

En comparación con todo el trabajo que he hecho, en gran parte lo sentí de forma bastante similar. Esos escenarios se vivieron antes de que llegásemos y siguen viviendo en nosotros, de verdad. Sean y Walter no tienen miendo de ese sentimiento. En la mayoría de las películas, cada uno intenta hacer su trabajo correctamente. Con Walter y Sean, fue mas bien como si todos estuviésemos haciendo algo juntos. En Into the Wild, mi personaje tiene raíces, al contrario que Marylou. Si ella hubiese sido un poco más mayor, podría haberle seguido a él. Podría haberse convertido en una Marylou pero simplemente era muy joven.


El cineasta Eric Gautier trabajó tanto en Into the Wild como en On the Road...

Puedes ir a cualquier lado con él, porque siempre va a estar ahí para ti. Tiene un poder mágico. Antes de que estés a punto de moverte, ya está ahí. Eso es de admirar.


Como TwilightOn The Road es leído normalmente durante la pubertad. ¿Cómo de diferentes son estos libros ante tus ojos?

No podría pensar en unas novelas tan diferentes. Provocaron en mi dos acordes muy diferentes. En Twilight, intentamos ser lo más fieles posibles al libro. En On The Road, la libertad era bienvenida: todo trataba sobre tener el corazón correcto.
Marylou no es el típico personaje de Hollywood. Después de Twilight, la mayoría de los personajes que has escogido son duros y aventureros: The Runaways, Welcome to the Rileys... ¿Qué te empuja a elegir este tipo de personajes?

La gente que tiene los sentimientos a flor de piel tienen mucho más que decir. Son más interesantes. Solo es arriesgado interpretarlos si tienes miedo de perder una gran cantidad de atractivo. La mayor parte de los actores piensan en cómo van a ser percibidos: "¡Esto va a llevarme hasta aquí, esto va a hacerme ser este tipo de actor!" Yo no quiero eso. Esa es también la razón por la que hice Twilight. Me encantaba tanto como mis otras películas. Realmente no importa qué capacidades puedes llegar a mostrar. Lo que me empuja es "eso" —tal como Kerouack hubiese dicho. Por suerte, LuAnne y yo tenemos eso en común.


On the Road está terminada al fin. ¿Cómo te sentiste cuando la viste por primera vez?

Es duro decirlo con palabras. Me sorprendió muchas veces, es a la vez divertida y triste de ver. ¡Estoy muy orgullosa de todos! La mayoría de las películas intentan responder todas tus preguntas. Esta te deja pidiendo más. Te muestra lugares, pero no te dice donde ir.

Breaking Dawn Gifs!!

Image hosted by uppix.net
Image hosted by uppix.net