Twilight Breaking Dawn
Tienes dudas, Comentarios o Quieres ser parte del Club!! Escribenos a twilightcostarica@hotmail.com.

noviembre 29, 2010

Concurso Continuación de Amanecer (Historia de Mara)

ETERNO AMANECER

Era el comienzo del amanecer, el inicio de un nuevo día. Edward y yo fuimos a la habitación de Renesmee (quien ya aparentaba quince años físicamente) para darle los buenos días y pedirle que se alistara para ir en busca de nuestra familia, porque Edward dijo que Alice tenía algo muy importante que decirnos. En el camino, recordé el día en que Renée decidió venir a visitarme por primera vez desde que pasé de ser Isabella Swan a Bella Cullen, hace tres años. Cuando mi vida como vampira y madre aún estaban comenzando.

 (Flashback)

Cuando llegamos a la casa blanca, todos nos estaban esperando en la sala.

-He visto que ha decidido venir a verte, Bella -dijo Alice-, Renée. Y no hay forma de evitarlo, debes decidir que tanto le vas a contar.

-¡¿Renée?! No puedo exponerla así a nuestro mundo, si los vul-vultu…- se me quebró la voz de solo pensarlo-. Actuaremos igual que con Charlie. Podemos decirle que nos ayude.

-Llegará mañana, a las dos – dijo Edward.

     Esme había hablado con Renée cuando esta llamó para informarnos de su visita. Le dijo que yo me encontraba bien, pero un poco cambiada. Renée se alarmó por unos instantes, pero luego comprendió que si esos cambios habían sido necesarios para salvarme, los aceptaría. Sucedió justo como con Charlie. Perfecto. Quizá no fuera muy complicado que aceptara a mi nueva yo, como sucedió con Charlie.

     Edward, Renesmee, yo y por supuesto, Jacob, esperamos en el sofá de la sala. Cinco minutos después, escuchamos la patrulla de Charlie acercarse a la casa y detenerse. Charlie y Renée se bajaron de la patrulla y caminaron hacia la puerta. Me pregunté porque Renée duraba tanto para entrar a la casa. Edward me respondió entre susurros que estaba analizando lo que Esme le dijo y lo que Charlie le había contado sobre Renesmee, que solo se estaba preparando.

     Cuando Renée entró a la casa y me vio, se quedo paralizada por un momento. Comencé a preocuparme, pero Edward me dijo que solo le diera tiempo. Al fin, habló:

-¿Bella? - Justo como me lo esperaba, pensé.

-Si mamá soy yo.

-¡Oh, Bella! ¡Te he extrañado! -Renée corrió a abrazarme, y se estremeció al contacto con mi piel fría.

-Yo también –respondí-, me alegro de que hallas venido. Tenemos mucho de qué hablar-. Renée me dirigió una mirada precavida y un poco asustada, donde confirmaba que estaba de acuerdo conmigo.

     Volví al presente, y sonreí al recordar como Renée me aceptó a mí y a Renesmee sin necesidad de muchas explicaciones. Me sentí feliz.

     Cuando llegamos a la casa, todos estaban muy serios. Jacob también estaba allí. Me sentí nerviosa por lo tensa que estaba la atmósfera de la habitación, a pesar de que Jasper también se encontraba ahí.

-Ha llegado el momento –dijo Carlisle-. Bella, Nessie, Jacob. Debemos marcharnos. Las personas comienzan a dudar de nosotros, y no podemos permitir que sus especulaciones lleguen a más.

-¡Voy con ustedes! –Se apresuró a decir Jacob-. Vallan donde vallan. Solo tengo que arreglar algunas cosas con Sam…-Comencé a ignorarlo, sumida en mis pensamientos, paralizada por la nueva noticia. Teníamos que irnos por el bien de la familia, y debíamos decirle a Charlie. Ese era el problema. ¿Qué le diríamos? ¿Cómo lo tomaría? ¿Qué podría pasar? ¿A dónde nos mudaríamos? ¿Sería muy lejos?

-Un… un momento. ¿A dónde nos vamos a mudar? –pregunté. Mi voz reflejaba el pánico que me asechaba.

-Tenemos una residencia cerca de los de Denali, ya sabes, solo por prevención –dijo Edward. No te preocupes por Charlie, ya he pensado que le vamos a decir. Alice vio su reacción y no tenemos por qué preocuparnos. Además, podemos venir a Forks una vez a la semana.

    Comencé a sentirme más relajada, sabiendo que era porque el don de Jasper estaba actuando sobre mí. En eso me percaté…

-Si todo es así de sencillo, ¿por qué cuando Edward, Nessie y yo llegamos aquí, todos estaban tan tensos? –pregunté. De repente me sentí insegura, pero más relajada, gracias a Jasper.

-Solo estábamos preocupados por tu reacción, hermanita –respondió Emmett-. Como aquí esta Jacob, Alice no lo pudo visualizar como te lo tomarías y algunas veces eres tan ridícula…

   Ignoré la burla de Emmett. Hice un mohín. Confiaba en lo que ellos me decían, pero, ¿de verdad todo sería tan fácil? De repente me sentí más segura cuando contemplé uno por uno a cada miembro de mi familia, todos con una sonrisa dibujada en su rostro: Esme, Carlisle, Alice, Jasper, Rose, Emmett, Edward, Renesmee, Jacob… una sonrisa que me inspiraba seguridad y tranquilidad.

0 comentarios:

Breaking Dawn Gifs!!

Image hosted by uppix.net
Image hosted by uppix.net